Cogeneración vs. sistema convencional de generación separada

En las grandes centrales convencionales, las pérdidas derivadas de la transformación del combustible en energía alcanzan casi el 60 %. Estas pérdidas se deben sobre todo a que el calor generado se vierte a la atmósfera o a las aguas sin ser aprovechado.

¿Por qué no se aprovecha este calor? Las centrales convencionales producen electricidad a gran distancia del consumidor. Esto hace que no resulte rentable desde un punto de vista económico transportar el calor residual a los puntos de consumo.

Esta distancia trae consigo otra desventaja más: Es necesario transportar la electricidad desde la central hasta el consumidor. En el recorrido kilométrico hasta allí se producen pérdidas de transporte.

Los sistemas de cogeneración, por el contrario, producen electricidad allí donde el usuario la necesita. De esta manera se reducen los costes de red y se evitan las pérdidas ocasionadas en el transporte. El combustible se aprovecha hasta en un 96 %, empleándose el calor residual para producir agua caliente y calefacción.

XRGI® también presenta claras ventajas con respecto a la energía solar o eólica. Es una fuente de energía más fiable ya que no depende en absoluto de las condiciones meteorológicas. Esto garantiza que el calor y la electricidad estén disponibles en todo momento.