Póngale fin a los gastos innecesarios

Imagínese que tiene una manzana rica y apetitosa. La muerde una vez y después la tira. ¿No es esto un desperdicio? Pues así es como se produce la electricidad en las grandes centrales de hoy en día: Las centrales nucleares, las de carbón o las de gas desaprovechan unos dos tercios de la energía que emplean.

Apueste por la eficiencia

Ahora imagínese que saborea cada pedazo de manzana hasta el tallo y las semillas. Así funciona la cogeneración termo-energética. También se aprovecha el calor liberado durante la generación de electricidad.

La cogeneración termo-energética es un procedimiento mediante el cual se obtienen a la vez electricidad y calor. A diferencia de las centrales eléctricas convencionales que liberan al ambiente el calor resultante de la producción de electricidad sin aprovecharlo, los sistemas de cogeneración como el XRGI® aprovechan ese calor residual para calefacción y permiten ahorrar combustible y en última instancia, dinero.